miércoles, 19 de diciembre de 2007

Vuelve a casa por Navidad.


La imagen lo dice todo, y es que el compañero José Luis no podía pasar la legislatura sin que el admirado e idolatrado Felipe posase junto a él en la Moncloa, esto es guerra psicológica y lo demas gilipolleces, empero la gente se preguntará por que no ha sucedido antes y es que hacerse la foto con el personaje más corrupto de la historia de España exigia una buena limpieza de imagen por parte de éste y es que a Felipe le han metido en el recién creado Grupo de Reflexión para el futuro de la Unión Europea, agárrate que vienen curvas si la Unión Europea me sugeria poco, al menos conmigo, ya la han terminado de cagar. Menudo Montaje y es que bicho malo nunca muere.

3 comentarios:

Cruz y Fierro dijo...

Estimado: ¿Notó que el brazo izquierdo de Zapatero está curiosamente recto sin arrugas ni inclinaciones? ¿No será un montaje la fotografía?

rufuks dijo...

Tienes toda la razón macho... igual está agarrando a Pepiño "doberman" Blanco.

Templario_de_Poggibonsi dijo...

Jeje,

Hombre yo adhiero a las tésis de un parroquiano nuestro, Javier el Grande, quien afirma que el que Felipe y Zapa se lleven mal es un mero 'window dressing', es decir, una apariencia, puesto que a Felipe lo que le interesa es manejar la política desde bastidores.

Sería incomprensible de otro modo entender que un don nadie como era Zapa triunfara en el último Congreso del PSOE, donde habían fallado otros ilustres barones sociatas, como Al-Munia (hoy disfrutando un retiro de oro en la UE, cumpliendo la regla de patada hacia arriba) y Bono, que retornará a la política nacional, le guste o no a Zapa.

Felipe en cambio, no es que sea "el invicto" pero sigue teniendo mucha mano en ese nido de ratas (algunas Albinas, como Sopena), digo PSOE.

Imaginarse un PSOE sin él es casi como imaginarse un PP sin Rajoy (y si me apuran, sin Aznar), un imposible en la España de la Partitocracia, que no Democracia.

En este sistema, los partidos "democráticos" son siempre los más inestables. IU sufre guerras intestinas en las que no hay muertos, porque lo que hay es tongo, y siempre son noticia en los medios liberales el nuevo partido de Rosa Díez y el de Ciudadanos de Cataluña por sus numerosas desavenencias con sus respectivas alas izquierdas.

En cambio sobre los Dos grandes planea siempre la sombra del anterior mandatario. Es posible que los verdaderos despachos donde se decide el poder no se encuentren en Moncloa o en Génova, sino en las respectivas casas de Felipe y Aznar...